SUMARIO


samedi 16 juin 2007

Presentacion

Hoy como ayer, la tentativa anticapitalista no puede ignorar que hace falta integrar en nuestra vida los movimientos del pasado.

Hoy como ayer, la denuncia de las tentativas de renovación de los discursos de la sumisión nos obliga a plantear el discurso de la insurrección del proletariado. Ya sea ésta individual o colectiva.

Siempre y en todas partes, la sumisión sólo puede combatirse con la revolución.

En todas partes y en todos los combates, los insurrectos han de escoger el camino sin compromiso en vez de la negociación, que reniega de los combates del pasado y sella una infidelidad a los camaradas muertos en el combate.

Años después de su nacimiento, y después de haber perseguido a los anarquistas con anatemas ideológicos, la socialdemocracia asesina a sus propios camaradas y envía las tropas contra los proletarios. Desde entonces, pretendiendo que el Estado se disolverá, todo tipo de reformistas, sean extremistas o no, estén en el poder o en la oposición, lo único que hacen es insuflar vida a una institución que, sin su acción, estaría en agonía.

Frente al reformismo socialista, los anarquistas de principios del siglo XX no tenían otra elección que el uso de la violencia para oponerse a la violencia escondida en los programas socialdemócratas. Éstas son las enseñanzas que se pueden sacar de la acción de los anarquistas en Francia y del movimiento comunista de los consejos obreros en la Alemania de principios del Siglo XX.

En Iberia, las tendencias insurreccionales se manifestaron bajo la forma del comunismo antiestatal de los obreros y campesinos. El enfrentamiento con el estalinismo, el reformismo republicano y libertario fue sangriento durante la guerra civil de 1936-1939. Triste espectáculo de una burocracia libertaria, arrodillada ante el Estado republicano, colaborando en el entierro de los avances comunistas que pretendía propagar en el pasado.

Los jóvenes que, a finales de los años 60 y principios de los 70 estaban alrededor del MIL se enfrentaron en el seno del movimiento obrero al dirigismo leninista. Dieron también la espalda a la burocracia libertaria. Queriendo tomar contacto con las tendencias comunistas y anarquistas libres de la ideología dominante, impulsados por las necesidades de la lucha, se impuso la opción de las armas. Al principio para editar textos revolucionarios y sostener a los grupos proletarios que se apartaban del reformismo ; unidos, dieron otro paso, sin poder escoger las condiciones.

Este momento de la historia tenía que escribirse. Apartándose de clichés y sin ceder al crédito de la memoria parcial de los individuos (algunos habiéndose apartado ya de toda tentativa y sueño común del pasado mutuo), memoria donde lo anecdótico esconde lo fundamental. El estudio realizado por Sergi Rosés Cordovilla, "EL MIL : una historia política", detalla las aspirationes mediante las cuales estos jóvenes se inserían en el movimiento comunista.

Coincidiendo con la edición francesa de este estudio, editado por Acratie (http://acratie.ouvaton.org), hemos creado este archivo para que se conozcan los textos que cimentaban su acción política. Aquí el lector podrá encontrar los textos del MIL, de las Ediciones Mayo 37, cartas y circulares internas, así como otros documentos del movimiento obrero autónomo de la Barcelona de principios de los años 70. Nuestro propósito es de constituir un gran archivo, de crear una compilación exhaustiva de textos originales con -cuando sea posible- su traducción al francés. Cada cual podrá así apreciar la importancia del grupo. Sobre todo esperamos que esto dará elementos de reflexión para su actividad anticapitalista.

La actividad de los camaradas que se distinguieron bajo la sigla MIL no fue más que el resultado de un movimiento más amplio dentro del movimiento obrero. Antes de decidirse a atracar bancos habían tenido una actividad en la clandestinidad ; la elaboración, la edición y la distribución de textos es anterior al primer ataque armado. Su propia existencia no se puede comprender sin conocer la realidad del movimiento antiautoritario del proletariado en Iberia a finales de los años 60 y principios de los 70.

La autodisolución del MIL no equivalía a un alto en su actividad de elaboración y propaganda, ni en la de la "agitacion armada", al contrario. El lector podrá constatarlo leyendo fechas y anotaciones de los textos elaborados y editados, sea bajo la firma MIL, MIL- GAC, Mayo 37, "Equipo Teórico", etc.